Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2017

Atardecer

Atardecer
Atardece en las sierras Y cual inútil quimera Unas nubes inquietas Se dormirán colgadas En un cielo naranja Que lento se apaga

2012



Fatalidad

Aquel apuesto Director dirigía la orquesta con reiterada maestría. Verlo de espaldas, semejaba a un ave en posición de remontar vuelo. Supuse alas en sus brazos, mientras su batuta mágica despertaba la novena sinfonía de Beethoven. Escuchar esa música arrancaba emociones latentes en el auditorio. Mi alma danzaba liberada y trepaba hasta el escenario, vibrando junto con las notas musicales que inundaban, luminosas, el entorno de los instrumentos formando un arcoiris musical. Desde la primera fila seguí el espectáculo tal como si me desplazara en una nube melodiosa. El último acorde, síntesis perfecta del autor, marcó el final de la actuación y el de mi embrujo. Un bullicioso aplauso general estalló en la sala. Me acerqué lentamente hasta el escenario apoyada en mis muletas convertidas, desde el accidente, en parte de mi pobre cuerpo. Era cruel recordar y recordarle con mi implacable presencia aquél hecho siniestro que enterró mi juventud y mi belleza. Como siempre, le entregué la rosa que…

Desconocido

Cristal del tiempo En tu dulce mirada. Sobra el consejo, Silencia la palabra. Voy más lejos, Emborracho mi alma, En tus ojos me pierdo, Libro batallas, Porque aún no tengo, Medida ni distancia Del vivo recuerdo Que habita mi alma.
 2015


La invitación

Cae la noche. Las luces iluminan la tenue oscuridad que avanza sobre las calles, los parques, los jardines. . . En un punto de la ciudad, en un viejo pero mantenido edificio de pocos pisos, en un apartamento con terraza, ella disfruta de la noche a la luz de muchas velas que ha encendido con amor. La luna ausente pinta de negro el firmamento y resalta el arcoiris nocturno de las luminarias públicas y privadas. El neón de los carteles de las tiendas hace piruetas en sus cambios de colores. Las LED de las pantallas de noticias y anuncios parecen piedras preciosas reflejando su brillo. Él ha llegado. El vino escarlata danza en las finas copas. Los platos delicados dan vida a la esmerada mesa, y el postre perfecto arranca sonrisas de placer. El espumante del cierre burbujea llenando de chispas líquidas el espacio entre las dos bocas. Una blanca tibieza se apropia de las sábanas. La música que fluye tenue a través de los parlantes acerca la magia de sus acordes. El corazón se acelera y nace l…